Uno tiende a pensar que a estas alturas de la vida lo ha visto todo, que no hay necesidad de reinventar la rueda. Sin embargo, en Goodyear acaban de hacer eso: reinventar la rueda.

Durante el Salón de Ginebra, la compañía presentó el Eagle-360, un prototipo de neumático esférico. Diseñado y fabricado con impresoras 3D, el neumático es un desarrollo que piensa en un futuro de vehículos autónomos. Según Goodyear, el Eagle-360 no es solo un ejercicio estilístico, detrás hay un plan que busca aumentar los niveles de seguridad y la maniobrabilidad durante la conducción. Esto se logra en gran parte porque los neumáticos son multidireccionales y porque su tecnología puede enfrentar deslizamientos y otros riesgos imprevistos.

La forma esférica de las ruedas también ayudará a estacionar de manera más simple, gracias a movimientos laterales.

Otros dos elementos que sorprenden en los neumáticos esféricos de Goodyear son su conexión al vehículo, utilizando levitación magnética (similar al funcionamiento de los trenes), y la conectividad lograda a través de sensores especiales, los cuales pueden rastrear las condiciones de la carretera (clima y mantención del camino), así como el desgaste de los propios neumáticos.

¿Maravillado? Aquí un video completo con la revolución de la rueda esférica o Eagle-360.