La era de los asistentes personales caseros no humanos, oficialmente, se ha convertido en un campo de batalla. Siguiendo la presentación de Alexa, la servicial voz de Amazon Echo, es ahora Google quien se suma a la moda con Google Home.

Google Home es un pequeño aparato que puedes instalar en cualquier habitación de tu casa y que responde a tus comandos de voz. ¿Quieres escuchar música? Pídele la música que quieres. ¿Necesitas poner una alarma mientras cocina? Háblale. ¿Buscas saber qué películas dan en el cine y si son buenas o no? Pregúntale.

Google

Simple. Es como si Google -la entidad que más te conoce a estas alturas de la vida- cobrara vida en el medio de tu living, escuchando como si fuera un miembro más de la familia. Ideal para facilitar la rutina, una pesadilla para quienes piensan que todo es una conspiración.

Google Home saldrá a la venta a fines de 2016. Su precio no ha sido especificado, pero para tener una referencia, el Amazon Echo (inesperado éxito) cuesta 180 dólares.

Para tratar de darle un empujoncito, Google también lanzará dos nuevas apps de mensajería -Allo (chat) y Duo (video)- que se complementarán con Google Home a través de apps en tu teléfono celular. Ambas apps estarán disponibles durante el verano boreal.