Los fatalistas de siempre, aquellos que gozan viendo como una tecnología se come y destruye a la otra, estaban en su salsa: el computador iba a desplazar al televisor, era la nueva revolución, había que subirse.

Sin embargo, hasta ahora ha pasado lo de siempre: ni la radio mató al periódico, ni la televisión a la radio, ni el computador al televisor, ni el smartphone al computador. De alguna manera, todos los soportes se han ido adaptando a la nueva realidad, en una especie de “darwinismo tecnológico” que debería llevarnos a meditar antes de botar a la basura nuestra querida caja idiota.

Resulta que hoy, tu televisor puede transformarse en un computador con sistema operativo Windows. Por solo US$ 129, podrás adquirir la última novedad de Lenovo en materia de minicomputadores: el Ideacentre Stick 300.

Que su tamaño no te engañe: estamos frente a un computador completamente funcional. En sus 15 milímetros de espesor encontramos un procesador Intel Baytrail Z3735F, 2GB de RAM y 32GB de almacenamiento. Lo suficiente para transformar tu TV en un PC para realizar video-conferencias y navegar por internet. Solo necesitarás un teclado y mouse inalámbrico de 2.4GHz y listo.

Y si hablamos de funcionalidad, quédate tranquilo. El equipo vendrá ni más ni menos que con Windows 8.1 y se espera que puedas hacer un upgrade al nuevo sistema de Microsoft, la versión 10, que debutará el 29 de julio del presente año. Además, el stick traerá consigo una versión de prueba por tres meses de Microsoft Office 365.

En materia de conectividad, el PC de bolsillo viene con Bluetooth 4.0 y WiFi  802.11 b/g/n. Además, trae un puerto HDMI, un puerto USB y uno MicroUSB 2.0. Y si todo eso te parece poco, atención: es el primer Stick-PC que incorpora un parlante.