Un proyecto KickStarter siempre destaca por la creatividad del invento y, en ocasiones, por la revolucionaria forma en que resuelve una necesidad. Por ejemplo: rasurase cada mañana. Esta es la finalidad de Skarp Razor, la primera máquina de afeitar con tecnología láser.

Skarp Razor_2

Morgan Gustavsson junto a Paul Binun, quien se une a la compañía en 2013.

La genial idea es de Morgan Gustavsson, co-fundador y CEO de Skarp Technologies, quien fuera pionero en el desarrollo de tecnología láser en la medicina y la estética. Basta con mencionar que fue el inventor de la Luz Pulsada Intensa (IPL), tecnología de mayor uso en tratamientos dermatológicos y cosméticos a partir de la década del 90.

Con Skarp Razor, Gustavsson vuelve a sorprender con su ingenio al desarrollar una máquina de afeitar que utiliza un diminuto láser para proveer de la mejor afeitada y conlleva una serie de ventajas:

  • No se provocan cortes ni arañazos
  • No provoca irritación ni picazón
  • No provoca quemaduras
  • Evita infecciones
  • No requiere cremas o espumas
  • Se puede usar bajo el agua

Aparte de los atributos que inciden directamente en quien se rasura, también contribuye al cuidado del medio ambiente puesto que no requiere cambiar las hojas y menos botar la máquina completa, ambas cosas que ocurren con las rasuradoras convencionales.

Skarp Razor_1

Render que muestra como Skarp Razor corta los vellos de la piel.

Con respecto al proyecto KickStarter, lo más sorprendente ha sido el tiempo récord en que se lograron los fondos para materializar el producto. Tan sólo se subió en el sitio web de innovación (23 de septiembre) y no pasaron más de 24 horas para llegar a la meta de 160 mil dólares que se habían propuesto.

Ahora ya llevan más de U$D 3.364.825 y aún quedan días para que finalice la campaña de recolección de fondos en que ya cuentan con más de 17.249 patrocinadores.

Los invitamos a ver cómo funciona Skarp Razor: