Navidad Apple. El gigante tecnológico reveló su último set de chiches tecnológicos, incluyendo Apple TV en 4K, una nueva línea de relojes inteligentes, así como el iPhone 8 y 8 Plus. La estrella de la jornada, sin embargo, fue el nuevo y moderno iPhone X (se pronuncia Ten y no Equis), dispositivo que celebra los 10 años del smartphone y trae consigo una serie de adelantos, entre los que destacan los revolucionarios (?) animojis.

Un verdadero salto en la historia de la humanidad.

Pero antes de hablar de los animojis, iremos con otras características del celular.

Para comenzar, el cuerpo del iPhone X viene revestido en cristal, lo cual le da un look pulcro y elegante. A esto se suma un chip A11 Bionic, sistema operativo iOS11 y una pantalla OLED de 5,8 pulgadas, sin marcos o biseles, llamada Super Retina, capaz de desplegar calidad de imagen Dolby Vision y HDR10.

O sea, los colores nunca se vieron más bonitos.

Otro elemento interesante son las prestaciones de sus cámaras. La trasera es una de 12MP con estabilización de imagen y con la capacidad de grabar videos en 4K hasta 60fps y 1080 pixeles o slow motion de 240 fps. Ni hablar de sus posibilidades con realidad aumentada.

Por su parte, la cámara delantera es la más sorprendente. Se llama TrueDepth, tiene 7MP, incorpora un nuevo modo retrato y es la responsable del Face ID, el nuevo sistema de reconocimiento facial del iPhone X. Al priorizar una pantalla de extremo a extremo, Apple eliminó el botón de inicio y dejó de lado el reconocimiento de huella digital como elemento de seguridad.

El Face ID es la nueva norma y, además de desbloquear el celular, es también la tecnología detrás de los animojis.

Sí, los animojis son más que un emoji en modo GIF. A través del reconocimiento facial se les puede dar un toque personal, aplicándole los gestos de tu propio rostro. Por si fuera poco, el teléfono permite añadirles archivos de audio para interactuar de una nueva forma con tus amigos.

Más de 13 mil millones de años desde el Big Bang para llegar a esto. Impagable.

Lo de impagable no es una palabra tirada por casualidad. En realidad tiene que ver con el precio de lanzamiento del aparato: USD 999 para su versión de 64 GB y USD 1.149 en el caso de los 256 GB.

Como para vender un órgano.

Las preódenes del iPhone X comienzan el 27 de octubre, mientras que a vitrina llega el 3 de noviembre, en más de 40 países (siendo España, Estados Unidos, México y Portugal, los únicos iberoamericanos dentro del estreno mundial). Posteriormente llegará a las otras naciones.

¿Qué piensas del nuevo iPhone X? ¿Vas a hacer la fila y te endeudarás para comprarlo?