La portabilidad no es ninguna novedad en los video juegos. Ni siquiera para quienes la conocimos solo de la mano de un Tetris Monocromático Made in China. Sin embargo, la evolución de ésta en materia de videojuegos ha alcanzado niveles que impresionan pues hay quienes pretenden llevarla cada día más allá.

Es el caso de la marca NVIDIA, el mayor fabricante de chips gráficos autónomos del mundo, que nos sorprende con una consola portátil que parece ser la bella y perfecta mezcla entre un control de juegos y un televisor smart-tv pequeño: la NVIDIA Shield. Este aparato ofrece una experiencia de alta calidad en materia de videojuegos, pero además permite utilizarlo como una unidad de entretenimiento portátil con interesantes prestaciones.

Como su nombre lo indica, cuando está cerrado el dispositivo nos evoca un escudo que protege 579 gramos de las siguientes características:

  • Pantalla de 5 pulgadas multi-touch, con tamaño de 1280×720 pixeles a 294 ppi
  • Procesador Mobile NVIDIA Tegra 4 Quad Core, con 2GB RAM, que permite una gran perfomance con un bajo consumo de batería.
  • 16 GB de memoria flash incluída y un puerto para expandirla a otros 64 GB.
  • Sistema Operativo Android Jelly Bean
  • GPS
  • Soporte inalámbrico para Wi-Fi 802.11n y Bluetooth
  • Parlantes stereo integrados que incorporan micrófono
  • Salidas Mini-HDMI y de audífono de 3,5 mm (soporta micrófono)
nvidia-shield-2

NVIDIA Shield cerrado, listo para llevar a cualquier lugar.

El dispositivo permite utilizar tanto juegos optimizados para el chip Tegra 4 como juegos típicos de Android. La batería, dura entre 4 y 5 horas para los primeros y alrededor de 10 horas para los segundos. Los juegos de Android pueden see comprados en la tienda Google Play store y los optimizados para Tegra 4, chip que corre hasta 1.9 GHZ, pueden ser adquiridos en TegraZone. Ambas tiendas vienen pre-instaladas en el equipo.

Shield además viene con software que permite su utilización como aparato de entretenimiento portátil como Hulu Plus y TwitchTV. Por ello, tendrías en tu mano un sistema de video que te podría permitir ver películas de alta definición por 15 horas y escuchar música un total de 40 horas con la carga completa de la batería.

Otras aplicaciones que se pueden utilizar son Facebook, navegar por la web, ver tu email.

El único inconveniente, el precio. El dispositivo cuesta US$ 300, dinero con el cual en Estados Unidos se puede adquirir una consola tradicional de juegos. SIn embargo, la portabilidad de todas las prestaciones indicadas justifican el valor del equipo. Es, al menos, el argumento que puedes dar en tu casa para que no te miren con mala cara cuando vean el gasto en la tarjeta de crédito.