“El desarrollo de la inteligencia artificial podría significar el fin de la raza humana”. La frase es de Stephen Hawking, uno de los científicos más respetados del último siglo, y viene en un contexto marcado por nuestra dependencia hacia las máquinas.

Celulares, relojes, TVs, refrigeradores, pulseras, anillos. Todo, absolutamente todo hoy tiene el apellido “inteligente”, gracias a funciones que buscan controlar facilitar la vida.

¿Lo nuevo? Personal Robot, una máquina que parece el primer paso en la evolución de Robotina, la empleada de “Los Supersónicos”. Es un aparato que se desplaza de manera autónoma, que posee “rostro” a través de un avatar y que entre cosas promete ser la mejor asistente personal que has tenido en la vida, aunque no haga café. Algunas de sus funciones:

  • Reconocimiento de objetos, personas y emociones
  • Entendimiento de idioma y respuestas coherentes ante requerimientos
  • Llevar tu agenda y completar tareas desde ordenar comida, regular la temperatura de tu casa y leer cuentos a tus hijos

Suena bonito y se ve aún mejor en el video hecho por Robotbase, la empresa que busca fondos en Kickstarter para su desarrollo comercial.

Interesante y miedito.com

Quienes están a cargo de Personal Robot ofrecen la magia por 995 dólares (620 mil pesos chilenos) y prometen entregar los primeros asistentes a fines de 2015.

¿Funcionará? Si bien todavía queda una tonelada de trabajo por hacer, el CEO de la empresa presentó el estado de la cuestión en Tech Crunch. Ella es Maya, el prototipo de Personal Robot.

Igual aún queda mucho, pero mucho que picar.