Polaroid está de vuelta. Su regreso trae a Snap bajo el brazo, una cámara de bolsillo instantánea que tiene un par de gracias: imprime fotografías de inmediato y sin tinta, mientras almacena la imagen para que luego puedas descargarla en tu computador.

Sí, las dos cosas al mismo tiempo.

Polaroid es más que famosa en el departamento de instantáneas que pueden revelarse en lo que demoras en chispear un dedo. En esta ocasión, sin embargo, agrega un par de “¡wows!” en el proceso. Esto porque no necesita cartridges de tintas para imprimir, sino que a través de un material llamado Zink Paper, el cual contiene cristales que reaccionan a la luz y el calor. ¡Wow! (#1). El papel, además, tiene un adhesivo especial que permite convertir tu foto en un sticker. ¡Wow! (#2).

El tamaño de las impresiones es de 3×2 pulgadas.

Polaroid 2

Ahora, la parte digital. Las clásicas Polaroid sacan la foto y la imprimen, pero no queda registro eterno de la imagen. Con la Polaroid Snap, sin embargo, la dinámica cambia. La cámara de 10 MP viene con una memoria Micro SD de 32 GB que luego permite descargar todas tus fotos en el computador.

De acuerdo a la compañía, además de ser una cámara de bolsillo, la Polaroid Snap también está al alcance de este. Su precio en el mercado será de 99 dólares.