Sabemos que el mundo de las cámaras digitales es un océano rojo de fabricantes peleándose las preferencias de los usuarios, particularmente en el mundo de los productos para aficionados y turistas. Ahí, la lucha es literalmente dentro del bolsillo, no solo porque la competencia vaya ligada al precio, sino porque además hay que tratar de opacar al smartphone que consolidó su omnipresencia en la vida del fotógrafo aficionado.

Sabemos, también, que hay quienes corren con cierta ventaja cuando de dar la pelea se trata. Quizás la principal de ellas sea el enorme peso que acarrea una marca y, en ese sentido, Canon tiene argumentos de sobra para tratar de sobrevivir en esta batalla constante contra rivales de peso.

Hoy la marca japonesa intenta dar un golpe en la mesa al lanzar dos cámaras dirigidas al segmento aficionado: las Powershot G5X y G9X.

 

POWERSHOT G5X

PowerShot-G5-X-FSL-552x405

Para los que les gusta una cámara sencilla, con muchas prestaciones, pero con la ergonomía de una DSLR, Canon puso a la venta la Powershot G5X a un precio de US$ 799,99.

La parte principal de esta cámara es un sensor CMOS de alta sensibilidad de una pulgada que captura fotos en 20,2 Megapixeles. Para hacer la tarea, lo acompaña un procesador de imágenes DIGIC 6.

Tiene un lente de 8.8 – 36.8 mm que, si buscamos su equivalencia con los tradicionales 35 mm, funcionaría como un suave gran-angular y teleobjetivo de rango 24 – 100 mm. Permite aperturas de f/1.8 a f/2.8, tiene una sensibilidad de 125-12800 y trae un zoom óptico de 4.2x.

Si se trata de la captura de videos, la cámara graba hasta 1080p a 60fps en formato MP4 y MPEG-4 AVC/H.264.

La pantalla trasera es un LCD de 3 pulgadas que despliega hasta 1.04 millones de puntos.

 

POWERSHOT G9X

PowerShot_G9_X_Silver_2_xl

Diseñada especialmente para las personas que gustan de meterse la cámara al bolsillo y salir de aventura, la Powershot G9X es otra de las apuestas de Canon en el mercado de los productos para aficionados.

Al igual que la G5X, tiene un sensor CMOS retroiluminado de una pulgada para capturar fotos en 20,2 Megapixeles. También trae incorporado un procesador de imágenes DIGIC 6.

A diferencia de su hermana mayor, esta compacta tiene un lente de de 10.2 – 30.6 mm, comparable a un gran-angular y teleobjetivo de 28 a 84 mm. Su apertura es de f/2.0 a f/4.9 y tiene un zoom óptico x3.

Si se trata de grabar, permite capturar videos en 1080p a 60fps en formato MP4, MPEG-4 AVC/H.264.

La pantalla trasera es un LCD de 3’’ y 1.04 millones de puntos. Pesa solo 209 gramos, así que es ideal para el bolsillo derecho o izquierdo del turista.

Está a la venta por US$ 529,99 y viene en dos colores: silver y negro.