Tesla no solo construye autos espectaculares. Ahora, se transformó en una empresa vinculada a la energía. Y no es que de un día a otro le diera por construir plantas termoeléctricas o armar una represa en Chile algún país con legislación ambiental laxa. Al contrario: lanzó su división Tesla Energy con un proyecto para tener energía limpia y renovable en tu casa.

La empresa norteamericana se decidió a incursionar en el rubro del almacenamiento de energía con el lanzamiento de Powerwall: una batería que te permite guardar electricidad generada por el sol para que alimentes todos los dispositivos que tengas en tu casa (incluyendo tu auto, desde luego).

La idea es la siguiente: el sol es una fuente de energía limpia y económica. Con las herramientas correctas, es posible capturarla y transformarla en electricidad a un bajo costo. Pero obviamente, esta energía hay que guardarla en algún lugar para que la generación sea eficiente y podamos acceder a ella en cualquier momento.

models-powerwall@2x

Para eso, Tesla construyó una batería de Ion Litio capaz de guardar entre 7 y 10kWh y de entregar un abastecimiento constante de 2 kWh. Para que te hagas una idea: el televisor LED donde ves los partidos consume 0.1 kWh/hr, tu laptop donde lees XY gasta 0.05 kWh/hr. El refrigerador gasta en el día 4.8 kWh y la lavadora 2.3 kWh cada vez que la usas.

Como todo en Tesla, en las Powerwalls no se guardaron nada en materia de diseño. Porque aunque midan 130 x 86 x 18 centímetros y pesen 100 kilogramos, estamos frente a un dispositivo que no te dará vergüenza tener en tu casa debido a su look moderno. Están diseñados además para que puedas unir varias baterías para lograr un mayor almacenamiento energético.

Las Powerwalls cuestan entre US$ 3.000 dólares (7kWh) y US$  3.500 dólares (10kWh) y por ahora las entregas se harán en Estados Unidos.