Un sueño hecho realidad. Mark Zuckerberg, fundador de Facebook, finalmente escuchó tus ruegos y súplicas, y acaba de anunciar que el cara de libro finalmente incluirá un botón de dislike o no me gusta.

No, no es una broma ni un rumor. El mismo Zuckerberg, en cuerpo y alma, confirmó la noticia en un Q&A realizado en los cuarteles centrales de Facebook:

“La gente ha preguntado por el botón no me gusta por muchos años. Hoy es el día en que realmente podemos decir que estamos trabajando en ello”

¿Por qué demoró tanto? Parafraseando, Zuckerberg no quería convertir a Facebook en una especie de Reddit en que no falta el troll listo para poner un pulgar abajo a alguna publicación. Sin embargo, con el tiempo se han dado cuenta que hay artículos o post en que es difícil poner un like. Un ejemplo es la crisis de desplazados en sirios en Europa.

No hay claridad sobre cuándo debutará el botón, ni si se llamará efectivamente “no me gusta”, pero es tiempo de ir preparando esos dislikes para el obsesivo amigo que sube fotos de gatos, el que habla burradas políticas o ese personaje que odias porque sí y aún así mantienes entre tus contactos.