El mundo de los relojes inteligentes o smartwatches es un océano rojo. Muchas marcas están peleándose la preferencia de los usuarios en una batalla que dejará a algunos triunfadores y a otros bastante mal heridos.

En ese sentido, la apuesta de algunas compañías ha sido la sofisticación llevada al extremo y, para otras, la sencillez de las funciones útiles para la vida cotidiana o la actividad deportiva. Dentro de éstas últimas se encuentra la empresa estadounidense Garmin, muy conocida por la fabricación de los primeros GPS que llegaron a Chile.

La compañía fundada en Kansas puso a la venta el reloj inteligente Garmin vivoactive que, con un diseño sobrio y funcional, entró en las aguas para competir dentro del rubro de los smartwatches.

En esta oportunidad, en XY quisimos probar este reloj para darles nuestras impresiones del producto.

FICHA DE LA PRUEBA

Captura de pantalla 2015-08-12 a la(s) 22.59.04

  • Producto: Garmin vivoactive
  • Tipo de Producto: Smartwatch
  • Batería: Entregado con una carga inicial de un 25%, aproximadamente.
  • Accesorios: Cargador USB
  • Smartphone: Fue probado en conjunto con un iPhone 6 16 GB
DETALLES DE LA PRUEBA
  • Configuración

Solicitamos a Garmin realizar una prueba de su smartwatch vivoactive. La marca amablemente nos entregó un ejemplar del producto para testearlo durante una semana.

Una vez con el reloj en nuestras manos, nos decidimos a realizar la prueba utilizando nuestra modalidad preferida: F.T.M. (traducible en un castellano más pulcro a “olvidémonos del manual”). La decisión se basó en una máxima que está inspirando las pruebas de producto en XY: “si está bien diseñado, no necesitas leer el manual”.

Partimos descargando la aplicación Garmin Connect desde la App Store y luego tratando de crear una cuenta en la misma App. Sin embargo, al presionar el botón crear cuenta gratuita nos derivó a la web de Connect. Lamentablemente, la página no es responsive (o no se comportó como tal) y no funcionaba de manera adecuada en Safari, por lo que esto nos obligó a cambiarnos a un computador para crear la cuenta de usuario.

garmin_pantalla_1

Sin embargo, luego de ingresar los datos de la cuenta, se acabó el problema. Ahora podíamos tener la aplicación para leer los datos que obtiene el reloj.

En ese sentido, llama la atención lo fácil de configurar que es este smartwatch. Demasiado, para nuestro gusto. Solo basta con que lo conectes vía Bluetooth con tu smartphone, incluyas algunos datos como tu sexo, peso y estatura y listo: el reloj empezará a comunicarse de inmediato con tu teléfono para enviar y recibir información.

De hecho, una vez conectados, la sincronización entre teléfono-reloj incluso permitió que el vivoactive ajustara su hora automáticamente. Bien ahí.

  • Notificaciones y usabilidad

IMG_3888

Acá, conviene detenerse nuevamente en la facilidad de su uso:

  • El smartwatch es un importante aliado de tu teléfono y sus aplicaciones.
    • ¿Usas WhatsApp o Telegram? ¿Google Hangouts o Facebook Messenger? Sin ninguna configuración previa comenzarás a leer en la pantalla del vivoactive los mensajes que te llegan al celular.  Por cada notificación, sentirás una vibración en la muñeca.
    • ¿Caminas con el teléfono en el bolsillo por una ciudad ruidosa? Va a ser más difícil que pierdas un llamado por no escuchar el ringtone. El reloj notificará la llamada y te indicará quien está tratando de hablar contigo con una vibración.
  • La pantalla táctil del Garmin vivoactive te permite acceder a las opciones con mucha facilidad. Un toque levemente prolongado hará que entres en la opción que estás tocando. Un movimiento hacia el lado en un menú con varias opciones te permitirá navegar entre las alternativas.
  • El reloj presenta por defecto una pantalla que muestra con números muy destacados la hora, minutos y segundos, por lo que es fácil verla.
  • Para registrar tu actividad de sueño, deberás solamente configurar las horas en que el reloj debería monitorear. Con eso basta.
  • El aparato tiene botones laterales. El derecho permite a las opciones y el otro sirve para iluminar la pantalla.
  • Múevete

IMG_3909

Si trabajas mucho tiempo sentado, el reloj lo notará. Cada cierto tiempo te indicará que llevas mucho rato trabajando en la misma posición y que necesitas moverte.

Además del llamado a moverte, el Garmin vivoactive te pondrá metas. Primero, deberás dar al menos 5.000 pasos diarios y, una vez que superes esa cantidad, la meta irá creciendo. La pantalla mostrará el nuevo objetivo y la cantidad de pasos que llevas y la cantidad de calorías gastadas en esa actividad.

La verdad es que es fácil caer en la tentación de moverte, particularmente si eres de esas personas que compite hasta con él mismo (“culpable de los cargos, señor juez”). La meta es estimulante pero alcanzable, por lo cual la sensación de triunfo de haber cumplido con la cantidad de pasos te va a alentar todos los días a encontrar buenas excusas para caminar. O sea: la mayor parte de las veces que recibí la invitación a moverme, empecé a hacerlo (salvo en las reuniones largas). Bien.

  • Registro de sueño 

sueno_garmin

Tras configurar las horas en que sueles dormir, el reloj ser hará cargo del resto. Tu labor ahora será ir a la cama con el reloj en la muñeca y averiguar al día siguiente cómo estuvo la noche de descanso.

El Garmin vivoactive va a registrar tus movimientos durante la etapa de sueño y registrará el tiempo total que dormiste y cuánto de ese tiempo te lo pasaste en un dormir profundo o liviano. También detectará si te levantaste a ver a tu hija que está llorando o al baño con un indicador del tiempo que pasaste en vigilia.

Para quienes están preocupados del descanso diario, es una funcionalidad importante. Yo no tengo problemas para quedarme dormido, pero obviamente estos datos me permitieron descubrir cómo estoy durmiendo.

  • Deportes

IMG_3947

Lamentablemente, en XY somos poco dados a los deportes. Así que para probar el vivoactive decidimos subirnos a nuestra oxidada bicicleta para probar la funcionalidad que permite conocer tu desempeño haciendo ciclismo.

El reloj permitió ir conociendo la actividad ciclística mientras pedaleábamos por la fría noche santiaguina. Al terminar la vuelta, el reloj nos entregó las estadísticas principales y nos dio la opción de guardar los datos y comunicarlos a la APP instalada en el teléfono.

Gracias a la aplicación, pudimos ver en un mapa la vuelta que dimos, la distancia recorrida, la velocidad promedio, la altura a la que subimos en el pedaleo y las calorías gastadas en el trayecto.

ciclismo

 

  • Autonomía

En este ítem el desempeño del Garmin vivoactive fue más que aceptable, bastante inesperado a pesar de que la promesa del vivoactive es funcionar tres semanas completas con una sola carga de batería.

Cuando nos entregaron el reloj, la batería tenía una carga de aproximadamente un 25%. A pesar de todas las notificaciones y la comunicación constante entre el teléfono y smartwatch, la carga con la que venía duró poco más de 4 días completos.

Cargamos el reloj en su “cuna” conectada al puerto USB de un computador durante unas horas y el vivoactive estaba listo para seguir.

Las funciones de GPS del vivoactive hacían que la batería bajara más rápido, por supuesto, lo que es esperable dada la comunicación que debe establecer con los satélites.

  • Diseño y materiales

El reloj evoca los clásicos relojes hechos con resina que se popularizaron en los 80. Si tuviste un reloj calculadora o el F91 de Casio, es inevitable que recuerdes la sensación de andar con ese material en la muñeca. Y si no lo tuviste, te va a gustar.

El vivoactive es liviano, tiene una correa ajustable cómoda que no provoca sudor excesivo en la muñeca. La parte trasera del reloj. Si eres tímido o no te gusta presumir de tus gadgets, tranquilo: este reloj puede quedar discretamente guardado debajo de la manga. Su tamaño es muy adecuado para mantener esa sobriedad que te gusta cultivar.

CONCLUSIONES

Estamos frente a un aparato de fácil uso y de configuración muy sencilla, que entrega funciones importantes para quienes hacen algún deporte como ciclismo, natación o golf. Es ideal para personas que buscan un reloj que les ayude en su vida diaria con las notificaciones importantes, pero también para controlar ese sedentarismo que nos está matando día a día.

En este sentido, Garmin la hizo muy bien: su invitación a moverte es realmente tentadora y es muy agradable ir viendo tus progresos diarios en esto de mover un poco las piernas y el cuerpo.

La autonomía del reloj es digna de destacar. Frente a otras alternativas que hay que cargar cada noche, este smartwatch ofrece la tranquilidad y comodidad de un producto que puede durar muchos días sin estar preocupado de andar con el cargador en el bolsillo.

Más allá de las alternativas de colores, ofrece un diseño sobrio que no llamará la atención de los amigos de lo ajeno si te mueves por la ciudad con preocupación.

En resumen: un muy buen producto de la empresa estadounidense.