Kako, como le dicen sus amigos y pareja, despertó un día cualquiera con una serie de números en su cabeza. Por alguna razón, sabía que se trataba de las cifras de un juego de azar, pero aunque hizo enormes esfuerzos por recordar solo logró recuperar cuatro de los seis que necesitaba para jugar Loto. Historia real: los cuatro números fueron acertados y Kako no se perdona hasta el día de hoy el haber olvidado los dos números que, según él, fueron la diferencia entre ser millonario o seguir trabajando en el banco.

En la época en que lo soñó, no existían los smartphones. Ni tampoco Shadow: un proyecto de aplicación de reloj despertador que permite grabar y recordar lo que soñaste.

shadow_2

Tras despertar, la aplicación te pedirá registrar un relato de lo que soñaste.

El creador de este software nativo para teléfonos inteligentes, Hunter Lee Soik, lo ideó basándose en un hecho esencial: en los primeros cinco minutos tras despertar tienes una alta probabilidad de recordar las experiencias vividas mentalmente mientras dormías. Según van pasando los minutos, esta conciencia va desapareciendo para siempre, algo trágico si se considera que grandes descubrimientos y creaciones nacieron gracias a que los autores recordaron lo que soñaron. La canción “Yesterday” de Paul McCartney, la máquina de coser de Elias Howe, Frankenstein de Mary Shelly, entre otros, se cuentan como inspiraciones obtenidas mientras sus creadores dormían.

“Los científicos entienden la neurología del dormir, pero no el contenido de los sueños”, señala Soik en la página del proyecto en Kickstarter. “Tenemos una explicación científica de qué está pasando en nuestros cerebros pero ninguna forma de darse cuenta que es lo que todo esto significa. Queremos construir Shadow para cubrir ese espacio”, agrega.

Al igual que cualquier despertador, deberás indicar la hora en que deseas despertar. Pero Shadow actuará de una manera diferente: irá incrementando gradualmente el volumen de la alarma de manera de ayudarte a pasar del estado hipnopómpico (la transición entre dormido y despierto) de manera más lenta que un despertador normal. Cuando estés despierto, el programa te solicitará grabar un relato de lo que soñaste a través de la grabación de tu voz. O podrás ingresar un texto que describa el sueño. En el peor de los casos, podrás optar a que te haga entre 5 y 10 preguntas para ejercitar tu memoria.

El proyecto ha tenido una gran acogida por los crowdfounders en Kickstarter. A semanas del término de la recaudación, ya sobrepasaron la barrera de los US$50.000 que necesitaban para darle inicio.