HMD, la empresa que hoy maneja los destinos de Nokia, anuncio recientemente que resucitará uno de los celulares más icónicos de la historia: el Nokia 3310.

Lanzado al mercado por primera vez en el año 2000, el Nokia 3310 vendió más de 120 millones de unidades alrededor del mundo. La nueva versión será presentada a fines de febrero durante la feria MWC de Barcelona.

Mientras dibujas una sonrisa de oreja a oreja por la noticia, creemos que es un buen momento para exponer los elementos que convierten a este aparato en el mejor (o uno de los mejores) teléfono creado por el ser humano. Si bien no tiene internet, la lista de beneficios hacen un excelente caso a su favor.

  • Su batería es casi inmortal

Hoy debes llevar el cargador de tu celular a todas partes, porque tu smartphone con suerte sobrevive más de 10 horas encendido. La batería del Nokia 3310, en cambio, duraba más que tu sueldo: entre una y dos semanas.

  • Su precio

Los rumores dicen que el precio de venta del nuevo Nokia 3310 será muy similar al precio de su lanzamiento: alrededor de USD 60. Un equipo baratísimo en comparación a las máquinas que hoy llevamos en nuestro bolsillo, los que superan fácilmente los USD 600. De hecho, se especula que el próximo iPhone llegará a los USD 1.000.

  • Mejora tus condiciones de supervivencia

Hoy nadie sabe dónde diablos está parado. La única forma de averiguarlo es meterse a Google Maps. Al carecer de esta aplicación, el Nokia 3310 te obliga a preparar tus viajes con tiempo, a investigar y a descubrir tu entorno. Entrenamiento básico para tener siempre una buena orientación.

Nokia 3310

  • Mejora la convivencia con las personas

Con el Nokia 3310 no necesitas estar mirando tu celular a cada rato. Básicamente porque no hay una puta notificación que te distraiga de compartir con tus amigos y familia.

  • Tiene la culebrita

Snake es uno de los mejores juegos en la historia de los en teléfonos móviles. Punto. Además no necesitas enviar estúpidas notificaciones a Facebook ni comprar nada para seguir jugándolo.

  • Es indestructible

Cada vez que se cae tu actual teléfono, se detiene el corazón y le rezas a los dioses para que no se haya roto la pantalla. Cuando el Nokia se cae, ruegas para que el mundo no se acabe. El 3310 es tan resistente que, junto a las cucarachas, sería la única especie sobreviviente ante una catástrofe nuclear.