Esta pantalla llegó en el mejor momento para transformarse en objeto del deseo de todo futbolero y/o amante de la tecnología aplicada a los televisores. Porque… qué mejor momento que el Mundial de Fútbol para ver las gambetas de Alexis en un LED de 370 pulgadas.

Si, 370 pulgadas tiene este espectacular televisor de pantalla plana lanzado casi simultáneamente con el inicio del Mundial de Brasil 2014 por Titan Screens, compañía inglesa que puso a la venta solo 4 unidades de las cuales dos ya estaban pre-vendidas. La razón para sacar tan pocas al mercado es muy clara: cada una de ellas cuesta 1.7 millones de dólares.

La pantalla mide 8×5 metros: es decir, es más grande que un elefante africano (que suele estar como máximo en los 4 metros de alto). Soporta 65 millones de colores y pesa casi una tonelada.

Con ese tamaño (y precio) es esperable que se trate de una pantalla con soporte para Ultra Alta Resolución (4K), pero además que incorporte características que aprovechen el tamaño. Una de ellas es la capacidad de ver simultáneamente 20 canales.

La pantalla fue diseñada y construida en seis meses por ingenieros de Titan, empresa que ha sido descrita por su Gerente Ejecutivo, Anthony Ganjou, como el “Aston Martin de los televisores”.

Un televisor así debe ser entregado con estilo, por lo cual la empresa dispuso que el despacho a domicilio sea hecho en una camioneta Hummer especialmente construida para la ocasión. La mala noticia: ni el despacho ni la instalación están incluidas en el precio. Empieza a cotizar con tu “maestro chasquilla” favorito.