A estas alturas, ya sea para la Universidad o para tu trabajo, más de alguna vez habrás tenido que hacer una presentación en público apoyada por un Powerpoint o Keynote. En el mejor de los casos, un control remoto en tu mano te permite pasar los slides. En el peor, un gesto con la cabeza o un “pasemos a la otra” para el compañero con buena voluntad que te ayuda.

Hoy esto ya no es necesario. Ahora puedes directamente tocar cualquier telón, muro o incluso un vidrio e interactuar con el contenido de tu presentación. Solo necesitas un proyector, Kinnect y el software Ubi.

La promesa de la compañía Ubi Interactive, quienes trabajaron junto a Microsoft en el desarrollo del software, es muy simple:

  • Sin configuraciones complicadas
  • Sin calibración por parte del usuario
  • Sin necesidad de desarrollar aplicaciones especiales

De acuerdo a la empresa, lo único que deberás hacer es conectar cualquier proyector y Kinnect a un computador con Windows 8 PC. Iniciar el software Ubi y dejar que éste calibre automáticamente el ambiente. Por solo US$150, el valor de la licencia básica, tus presentaciones proyectadas en cualquier superficie ahora serán táctiles y las podrás ver al tamaño de una pantalla de 45 pulgadas.

Si pensamos en el software como dirigido a personas, el costo de las licencias parece elevado. Sin embargo, al menos en esta primera etapa, el programa está dirigido principalmente al ámbito empresarial:

  • Licencia Profesional: US$ 379
  • Licencia Negocios: US$ 799
  • Licencia Empresa: US$ 1499

La principal diferencia entre las versiones mencionadas es la cantidad de puntos de contacto. Es decir, a cuántos toques simultáneos puede responder la presentación. En este sentido, los puntos de contacto soportados por las licencias son 1, 2 y 20, respectivamente.

La aplicación es compatible con la interfaz Metro de Microsoft y puede responder tanto a toques como a gestos del usuario en la pantalla. Ya fue probada en más de 50 compañías y la empresa ya está tomando órdenes de venta del programa.