Si hay algún accesorio desechable por naturaleza, esos son los audífonos. La tecnología actual impide que la gran mayoría de ellos puedan ser reparados cuando se corta el cable por dentro o cuando el auricular se daña. Con el elevado costo de algunos de ellos, hay veces que en realidad preferirías que fuera tu oído izquierdo el que hubiera fallado y no el fono que en él se coloca.

El gran culpable del deterioro suele ser el enredo: aquel fenómeno inevitable que tuerce los cables, los transforma en una madeja y los hace proclives a la falla. Da prácticamente lo mismo dónde los guardes. Sea en la chaqueta o en la mochila, el resultado es el mismo.

Para hacer frente a este fenómeno inevitable, Urbanears crearon el modelo de audífonos Kransen, un atractivo accesorio cuya promesa es que jamás se enredarán.

Urbanears_kransen_cobalt_02

Auriculares que se ensamblan y el CableLoop son las dos innovaciones que evitan que los audífonos se enreden.

Dos son los elementos claves para el cumplimiento de esta promesa:

  • Los audífonos incorporan una pestaña ubicada en uno de los extremos que permite introducir el conector macho, de manera de abrazar el resto del cable. Los fabricantes le llamaron CableLoop.
  • Los dos auriculares se pueden juntar. Ambos incorporan en su parte trasera un ingenioso pero simple sistema de ensamblaje lo que permite al usuario unirlos mientras no los está usando.

Los audífonos incorporan además un sistema de micrófono y control remoto que te permitirá atender llamados en tu smartphone con solo presionar el botón.

Urbanears lanzó estos dispositivos a la venta a US$ 39 en 10 colores. Y para los más expertos en materia de sonido, acá dejamos las especificaciones:

  • 10 mm drivers dinámicos
  • Frecuencia de respuesta: 20Hz-20kHz
  • Impedancia 16Ω
  • Sensibilidad: [email protected] = 100dB SPL

Sobre El Autor

Periodista, romántico empedernido, sufridor confeso. Su vida es una película, una comedia romántica con toques dramáticos, pero comedia al fin y al cabo. Cree en Dios para los partidos de la Selección o cuando no puede olvidar a una fémina. Ama el tango y el Glam-Rock, pero no odia el reggaetón. No le gusta como sale en las fotos.