En la vida, todos tienen algo que esconder (“excepto yo y mi mono”, como decía John Lennon citando al Maharishi Mahesh Yogi).

A veces son secretos industriales que dejarían a una empresa en la quiebra si caen en las manos de la competencia. A veces, son archivos personales que no quieres que otros vean, como aquella sesión de fotos intimas con tu novia tu primera novela destinada a transformarse en Best Seller. En otras oportunidades, los antecedentes de un caso muy importante que lleva tu buffet de abogados.

El problema es que no hay un lugar 100% seguro donde guardar ese material y nunca lo habrá. Sin embargo, podemos acercarnos a un nivel de seguridad que nos permita dormir un poco más tranquilos pensando de que será un poco más difícil acceder a las intimidades de tu empresa o de tu vida personal.

La empresa Kingston anunció el lanzamiento al mercado una memoria Flash USB que puede entregar dosis elevadas de esa tranquilidad. Se llama DataTraveler 2000 y es un pendrive que permite una encriptación basada en hardware, por lo que será muy complicado para un malhechor poder romper la seguridad de tus archivos.

Lo primero, es que el pendrive funciona como cualquier otro, con cualquier sistema operativo, y no depende de éste para obtener seguridad. Al contrario: la encriptación completa de datos AES de 256 bits basada en hardware se realiza por completo en el mismo DataTraveler, por lo que no requieres software ni controladores de hardware para ocultar/visualizar la información.

El dispositivo cuenta con un teclado alfanumérico que te va a permitir bloquearlo con una combinación de palabras o números, por lo que tendrás una fácil protección basada en NIP. Además, si eres de los olvidadizos, hay una tremenda noticia: el aparato cuenta con una función de auto bloqueo que se activa cuando la unidad se retira del dispositivo huésped.

large_46052_1452074183

Para evitar que alguien esté días y días jugando con claves hasta vulnerar la seguridad, el DataTraveler tiene una función especial que permite borrar la clave de encriptación y la contraseña después de 10 intentos de ingreso fallidos.

Cuando el malhechor se aburra de tratar de vulnerar la seguridad, probablemente le vendrá una rabieta que lo hará tirar el pendrive al piso. No hay problema: el dispositivo tiene una carcaza de aluminio que lo mantendrá a salvo de este tipo de arranques, además de librarlo del agua y el polvo.

El DataTraveler 2000 estará disponible a fines del primer trimestre del 2016, con capacidades que van entre los 16GB y 64GB.