Ella, una rubia que hablaba en un dificultoso español, nos regaló más de una hora de un turgente, blanquecino y hermoso top-less. Pasados 60 minutos, se volteó. Y siguió durmiendo.

Filtro utilizado: Earlybird

Ver en Instagram ⇒