En Colón, Entre Ríos, un imperdible es visitar el Molino Forclaz, construido por un inmigrante suizo.