Hay días en que cambiaríamos cualquier pertenencia por un momento de relajo y una vista así.