La niebla suele ser un personaje indeseable, incluso más que la lluvia. Ayuda a provocar accidentes, sirve de cómplice para asesinos en serie, arruina la vista y las fotos en el Cristo de El Corcovado.  Pero en las manos o, más bien, en el lente adecuado, puede ser un espectáculo maravilloso y sobrecogedor.

Es lo que se puede apreciar en el video “Adrift”, realizado por Simon Christen, quien dedicó una mini-película a la niebla de San Francisco, California, un fenómeno que es tan común y reconocido en la ciudad que hasta tiene un twitter oficial.

Christen tuvo que trabajar alrededor de dos años buscando el día ideal, las condiciones meteorológicas adecuadas y el horario perfecto para realizar este Time Lapse dedicado a este fenómeno, para lo cual tuvo que consultar constantemente el pronóstico del tiempo y las imágenes satelitales.

El resultado vale completamente la pena.

Puedes conocer más de este fotógrafo en su sitio web, en su Facebook o en su cuenta en 500px.