Sin ningún ánimo de arruinarte la sorpresa, el siguiente video es una venganza del género masculino completo contra aquellas mujeres interesadas en el sucio y vil dinero.  Aquellas que te tratan dependiendo de la ropa que luces, la casa que tienes, el auto en el que viajas.

Imagina esta situación: Estás paseando por la playa y ves una chica hermosa con la que te mueres por salir. ¿Cuáles son tus posibilidades si, además de tu horrible camisa-mal-elegida, la abordas usando un lenguaje un poco vulgar? ¿Pocas? Bueno, inténtalo de nuevo haciendo alarde de tu dinero.