Planchar una camisa es una odisea. Que el cuello, que los puños y esa tierra de nadie que son los espacios intercostales, entre la espalda y el abdomen. Cuando uno termina, sin embargo, aún no es tiempo de celebrar: resta todavía el penoso y lento proceso de abotonarla y doblarla. Aprender cómo hacerlo correctamente cuesta años de esfuerzo y requiere una inversión importante de tiempo. Incluso, cuando la técnica está dominada, el desperdicio de minutos y segundos, se imprime en el cerebro.

Afortunadamente, existen personas que trabajan por el bien de la humanidad. Un buen ejemplo es el usuario de YouTube DaveHax, quien descubrió una eficiente solución al problema, sin esquivar la tarea. El tipo es capaz de doblar una camisa -también puede ser una polera, remera o playera- en menos de dos segundos. ¿Cómo lo hace? Vea el video. Está en inglés, pero las imágenes son a prueba de cualquier idioma.