Fabián Tello, joven promesa del fútbol ecuatoriano, recordará por siempre su participación en los Juegos Suramericanos Santiago 2014. En un duelo de grupo ante Paraguay, el volante se adueñó del balón y comenzó a burlar rivales de una manera que haría sentir vergüenza a viejos baluartes guaraníes como el colorado Carlos Gamarra.

El ecuatoriano Tello hizo 11 filigranas, desparramando a 7 paraguayos -a algunos un par de veces- antes de evadir y batir al portero.

Su derroche de habilidad fue magistral y no son pocos quienes postulan la anotación de Fabián Tello como el mejor gol de la historia.