El mundo del patinaje sobre hielo masculino va más allá de Chazz Michael Michaels, el adicto sexual que interpreta Will Ferrell en “Blades of glory”. Una muestra de esto fue el US Figure Skating Championship, disputado en Boston durante el último fin de semana.

Fue una competencia fiera, donde destacó Jason Brown, un cabro de 19 años que casi botó el estadio con una rutina que incluyó Riverdance, el baile irlandés de moda. En Boston, que es como Irlanda fuera de Irlanda.

Saltos triples, giros y movimientos que desafiaron a la gravedad, y que casi le permiten a un desconocido robar el título al favorito de la competencia, Jeremy Abott. Pero si bien Abott ganó el oro, Brown obtuvo el corazón del público e incluso gatilló tus ganas para volar por los aires tal como él lo hizo.

O mejor, pero con dos piscolas en el cuerpo.

Sobre El Autor

Dígale Licenciado. Quintanormalino, puentealtino, providenciano y cantabridgian.