Mientras el sol baña al hemisferio sur, al otro lado de la línea del Ecuador la cosa es algo más gélida. En Estados Unidos, una tormenta de nieve decora el paisaje y casi obliga  a quedarse todo el día en la casa, por horas y horas, hasta casi morir del aburrimiento.

Pero también hay gente aventurera, como Casey Niestat, quien aprovechando el clima -y quizás inspirado en los Juegos Olímpicos de Sochi 2014- salió a las calles de Nueva York para practicar snowboard, saltando escaleras y siendo arrastrado por un vehículo. “Soy un snowboarder normal, pero edité el video para hacerme parecer mucho mejor de lo que realmente soy”, reconoció el tipo.