El 7 de febrero de 2014 se estrenará lo que parece ser el reinicio de Robocop, el policía parte hombre y parte máquina que protegía Delta City en el filme de 1987 que dirigió el holandés Paul Verhoeven.

Lejanos están los días en que Alex James Murphy murió en cumplimiento del deber en manos de Clarence J. Boddicker y sus secuaces. En una versión más moderna y, por lo que se ve hasta ahora, mucho menos oscura y sangrienta que la original, el oficial está a punto de morir por una bomba puesta en su auto. Y en lo que aparenta ser su única salvación, es transformado en un super policía robótico que nuevamente parece enfrentarse al dilema de siempre: quién manda, el hombre o la máquina.

La nueva versión es dirigida por Jose Padilha, cineasta y productor cinematográfico brasileño conocido por la dirección de “Tropa de Elite”, quien cuenta con un presupuesto de alrededor de US$100.000.000. A diferencia de la original, este reset al policía de metal cuenta con reconocidas estrellas del cine: el actor sueco Joel Kinnaman (“The Killing”, “La chica del Dragón tatuado”) actuará como Alex Murphy y es secundado por Gary Oldman, Michael Keaton, Samuel L. Jackson, entre otros.

Para esta película, el traje de Robocop cambia del plateado clásico al color negro y el año en que se desarrolla la película es 2028.