Un día el Atari 2600 fue la última chupada del mate, una revolución en el mundo de los videojuegos, un símbolo de los avances tecnológicos del siglo XX. Era tan cool que la compañía tenía el dinero suficiente para contratar a grandes estrellas del deporte para promocionarlo.

Una muestra es este comercial de 1981, en el cual Atari reúne al piloto de automóviles Mario Andretti, al basquetbolista Kareem Abdul Jabbar y a Pelé, el mejor futbolista de todos los tiempos, para promocionar la consola.

El video es la versión en español del spot. Las voces de los doblajes son únicas.